Francisco Fernández Torres. (Frank)

  • Nacido en Caracas 1977. 
  • Licenciado en Diseño Gráfico.
  • MBA en Marketing Digital y Ventas.
  • Fotógrafo Profesional.

Esta fotografía me la hizo mi mujer, un día que salimos al campo.

Me representa al completo, siempre con mis camisas de Rhino Marketing mi marca personal, rodeado de radios del tamaño que sea, portatiles, baes o dxpeditions. Soy entre otras muchas cosas Radioaficionado y me encanta el poder compartir estos momentos con mi familia, participo den diferentes concursos logrando en ocasioones el 1º puesto en España y entre los 10 primero de europa.

Hablar de fotografía.

Es todo una pasión para mi, la conocí entre 1997 y 1998 con mi gran maestro Ramón Grandal (La Habana 1950 – Miami 2017) cuando cursaba diseño gráfico, la verdad es que nunca pensé que una sola asignatura me cambiaría la vida de esta manera.

Aún terminando mi carrera y siendo bueno en lo que hacia solo pensaba en fotografíar, en una situación país que no favorecía para salir a la calle con la cámara en las manos, Caracas mi ciudad natal era en esos momentos muy peligrosa, más hoy en día.

Recuerdo muy bien como el viejo Grandal nos contaba sus batallas y anegdotas con sus amigos de andaduras como René Burri, Cartier Bresson entre otros grandes de la fotografía que pudo llegar a conocer muy bien y su sueño de algún día llegar a ser un fotógrafo de la agencia Magnum Photos.

Yo solo me imaginaba con una Leica M6 colgada al cuello con un pequeño 35mm, sacando fotos y viendo el mundo, los andares fueron lentos pero intensos, mi pequeña Olympus OM2000 que sigo teniendo me acompañó por muchos caminos y muchos años hasta que llegó el ciclo Canon EOS con el que continuo actualmente.

Muchas cámaras de foto han pasado por mis manos, muchos negativos y tarjetas de memoria, pero las imágenes nunca se borran de mi retina, de mi mente e incluso podría decir en las condiciones que hice la malloría de ellas solo con verlas.

La fotografía de sociales fué donde comencé como todos los fotógrafos que queremos ganarnos la vida con esta bella profesión, luego pude ver otra fotografía que me llenó muchisimo y que practique durante años, la fotografía técnica en quirafanos, sí, en quirofanos haciendo fotos a las intevenciones para luego poderlas mostrar en conferencias y en revistas especializadas.

Poco ya se hace de eso, ahora viene mi nueva epoca como fotógrafo especializado en áreas tan diversas como la industrial y arquitectura, books de modelos y como no, mi amiga la fotografía de sociales donde continuo haciendo bodas, bautizos y comuniones entre otros eventos.

Si algo pudiera aportar de mi experiencia en este mundo de la fotografía es que siempre la técnica en cámara supera a la edición digital, muchos por no decir todos tenemos que procesar las imágenes en algún programa de revelado digital como Adobe LR, Photoshop, Capture One o el que más te guste. Pero la composición y la medición de la fotografía debe ser a mi criterio en realizada en la cámara sin duda.

La edición fotográfica es en si una especialidad de la que yo no me considero ni mucho menos bueno, soy normalito en este campo comparado con personas que lo han estudiado en profundidad, incluso especialistas que como toda la vida han existido que no hacen fotografías pero realzan tu trabajo a otro nivel con sus retoques en luces, contrastes y otras cosas que se pueden manipular digitalmente.

Mi formula es muy simple:

Mirar el entorno + cerrar los ojos e imaginar la fotografía que quiero + buscar esas mediciones en la cámara y disparar… luego eso sí, dejar un día al menos para revisar el material, nada me gusta a la primera impresión, no dejo de reconocer que con lo años me hago más detallista de mi obra.

Puedes usar la cámara que quieras, muy baratas, muy pequeñas, super caras o profesionales, pero si te saltas el principio de observar y componer no harás nunca una fotografía de calidad.

Eso que siempre te dicen, «con esa cámara hasta yo hago buenas fotos» no es que moleste es que en realidad ofende, todos conocemos nuestros oficios y nuestras profesiones, así que no creo que un dentista sea mejor que otro por el tamaño de su taladro.

Metas, sueños, retos… como todo emprendedor es laborioso abrirse camino en una ciudad como Madrid, pero todo lo que hagas con pasión verdadera y con la ayuda de dios nunca será imposible.

Dicen que las cosas difícil cuestan más que las fáciles, pero que las imposibles son aquellas que nunca se intentan.

Mi galería personal de lo que considero mis trabajos de Autor con más sentimientos.

0